Muebles de cocina

Encimeras de Cocina

encimeras de cocinaUna de las zonas que más deterioro padecen son las encimeras. Por ello, hoy vamos a hablar de ellas, de las encimeras de cocina. Vamos a guiarnos por unas pautas para saber elegir cuál sería la encimera idónea para nuestra cocina, qué material elegir y con qué color combinaría a las mil maravillas en ese espacio.

La cocina es uno de los espacios de nuestra casa que más actividad tiene. Desde realizar los trabajos de cocina a llegar a ser un punto de reunión, de encuentro y de compartir buenos momentos con la familia y amigos.

Por ello, es importante que este espacio alcance a unir dos vertientes muy sustanciales: la funcionalidad y la estética.

Para empezar con las encimeras de cocina, es necesario preguntarnos qué material nos sería más útil, dependiendo del trasiego que tengamos en la cocina, para acoplarlo como protagonista principal de la encimera al mismo tiempo que renovamos su estilo. Adentrémonos!!

Tipos de materiales para encimeras de cocina

Encimeras de madera

La madera es un material noble  de gran presencia visual que nos brindará calidez, tranquilidad… al mismo tiempo que enmarcará perfectamente en un ambiente monocromático. Una encimera de cocina realizada en madera puede llegar a ser nuestro aliado perfecto si lo combinamos con tonalidades claras. El color blanco, por sí mismo, nos puede resultar un poco soso, sin vida, incluso frío pero,  si lo acompañamos con la madera,  se puede conseguir el equilibrio perfecto. Una encimera de madera sobre un soporte en color blanco, al igual que los muebles, acompañado de azulejos de colores con texturas y acabados coquetos como serían unos tiradores de cristal, unas bonitas lámparas que acompañaran en la iluminación, unas alegres cortinas, plantas o cualquier otro elemento decorativo… aportarían el ritmo necesario para que nuestra cocina brillara  con estilo y personalidad propia.

Por otra parte, y en relación a las encimeras de madera, cabe decir que éstas también combinan a la perfección con otros tipos de tonos como pudieran ser los colores oscuros. Para ello, sería necesario enmarcar esos dos tonos sobre un fondo general neutro y más claro para evitar que se recargue el espacio y nos pueda resultar demasiado apagado en cuanto a su tonalidad.

De igual modo, utilizando la madera no sólo para la encimera sino también para la mesa, vigas… o lo que se te ocurra, conseguiremos crear un ambiente lleno de ritmo y armonía.

El único inconveniente que presenta la madera es la delicadeza de su material. Es necesario saber que no se aconseja para ambientes húmedos, que precisa de cuidados especiales para una correcta conservación y, utilizado como encimera de cocina, hay que tener muy en cuenta las tareas culinarias que vamos a realizar sobre ella para evitar que afecte a la naturaleza de su material.

Encimeras de piedra (granito y mármol)

La piedra combina a las mil maravillas con diversos tipos de materiales y colores ligeros. Si recurrimos a una encimera de piedra (mármol o granito), y la acompañamos con tonos neutros, conseguiremos que todo el protagonismo recaiga sobre ella.

Si nos decantamos por una encimera de piedra natural, sabemos que estamos introduciendo en nuestra cocina un material de gran dureza, resistente al calor y a los golpes pero, debemos saber que algunas piedras naturales, por sus características, llegan a ser muy porosas y, por tanto, muy vulnerables a las manchas. Este punto lo tenemos que tener muy presente si optamos por este material para nuestra encimera.

Por otra parte y tratándose de un material pesado, tanto física como visualmente, se recomienda para “aligerar” el efecto de una amplia encimera de piedra que ésta no comience desde el suelo (al estilo cascada), a no ser que el espacio de nuestra cocina sea extraordinariamente amplio para que no dé esa sensación de pesadez y ahogo.

La diferencia entre las encimeras de mármol y las encimeras de granito radica en que mientras las de granito son de gran dureza y resistencia a los golpes, manchas, ácidos… las de mármol no lo son tanto a los golpes fuertes y acaban perdiendo el brillo con facilidad. Éstas últimas son más delicadas incluso con las manchas de grasa y ácido aunque, estéticamente hablando, ofrecen un diseño mucho más elegante pero difícil de mantener.

Encimeras de cuarzo

Optar por una encimera de cuarzo compacto (suelen estar compuestas en un 90% de cuarzo y un 10% de resina aproximadamente, dependiendo de la marca que lo comercialice) es una excelente elección entre las distintas encimeras de cocina. Llega a ser una de las opciones más recurrentes ya que no precisan los cuidados de la madera o las precauciones de una piedra porosa. Una encimera de cuarzo es mucho más resistente a los golpes, a la suciedad como la grasa porque no es porosa, por su textura evita que las bacterias se desarrollen,  son difíciles de rayar y facilísimas de limpiar.

Si queremos adaptar una encimera de cuarzo a un espacio de dimensiones reducidas, podemos conseguir una mayor efecto de amplitud si complementamos los colores horizontales con los verticales, es decir, el color de la encimera (horizontal) con el de las paredes (vertical) mediante un material que refleje luz, como pudiera ser el de la encimera con tonos claros y blancos como pudiera ser el de las paredes.

Aparte de la durabilidad que nos ofrece el cuarzo también tenemos que destacar su estética y la variedad de colores que nos brinda. Desde colores blancos, negros, tierra… hasta dorados y azules.

En el mercado podemos encontrar varias marcas comerciales como Silestone, Compac, Forest Stone, Quarella… cada una nos ofrecen distintas variedades en el diseño al igual que en su precio pero la calidad que ofrecen es similar.

Encimeras de formica y otros materiales sintéticos

Las encimeras de cocinas realizadas en estos materiales son las más económicas que podemos encontrar en el mercado.  Suelen ser tableros de aglomerado con una cubierta superior que imita infinitos acabados y materiales: desde madera, aluminio, acero a distintos tipos de granito, mármol… pasando por multitud de colores.

El mayor inconveniente que ofrecen es que se deterioran fácilmente con el agua, la humedad por lo que su conservación y duración es notablemente menor.

Son aconsejables en aquellas situaciones en las que no se pueden invertir una mayor cantidad de dinero porque el presupuesto es muy ajustado o para viviendas con un uso provisional o itinerante.

Si se busca una encimera de calidad y duradera en el tiempo este tipo de modelo no es el adecuado para ello.

Encimeras de corian

El corian es un material sintético para superficies sólidas creado por la firma Dupont. Está compuesto de resinas y de hidróxido de aluminio que le brinda una gran resistencia además de  convertirlo en termoformable (facilidad de modelado),  por lo que permite moldear encimeras y fregaderos en una sola pieza. De gran dureza, no se raya y resiste perfectamente al agua y a cualquier tipo de mancha.

Ofrece acabados sin juntas en multitud de colores y sus diseños resaltan por su alto impacto vanguardista.

La mayor desventaja que ofrece es su elevado precio.

Encimeras de acero

Las encimeras de cocina realizadas en acero están más dirigidas a cocineros profesionales y a los amantes del diseño industrial.

Este tipo de encimeras se caracterizan por su fuerte resistencia al calor y a los ácidos. Son fáciles de limpiar y resultan muy higiénicas.

El inconveniente que ofrecen es que resulta un material bastante caro y los acabados presentan un aspecto bastante frío por lo que va más dirigido hacia cocinas profesionales o viviendas tipo loft.

Encimeras de cemento

Este material tan ecléctico usado en construcción, ha llegado hasta las encimeras de cocina convertido en hormigón, cemento, microcemento o similares con multitud de acabados: naturales, coloreados, mates, brillantes… originando infinitos estilos decorativos, acabados modernos con muy interesantes diseños.

Las encimeras de cocina de cemento presentan en su acabado natural una superficie muy apagada y rugosa pero, la versatilidad de este material, permite que se pueda pulir, pintar, barnizar… para ofrecer una superficie totalmente lisa y pulida. Todo dependerá del efecto estético que se busque para la encimera. Lo único que sí resulta necesario para su mantenimiento,  es aplicar un barniz cada cierto tiempo para impermeabilizar y evitar que el cemento absorba las manchas que puedan originarse en la cocina.

También están las encimeras de cocina realizadas con microcemento (cemento mezclado con resinas), que ofrecen acabados muy finos y con múltiples colores.

Este tipo de encimeras conectan muy bien en aquellos diseños de cocina de estilo industrial, rústico o, incluso, vintage en los que, combinándolo con la madera, nos llega a ofrecer acabados decorativos muy interesantes.

El color en las encimeras de cocina

No es un trabajo tan sencillo elegir el color para nuestra encimera. El mercado nos ofrece multitud de opciones que van desde las encimeras clásicas hasta las más modernas o, incluso, las de un estilo fuera de lo común. Todo esto dependerá del color que va más con nuestro estilo y el propio diseño de nuestra cocina.

Las encimeras de colores

Desde hace unos años podemos encontrar en el mercado encimeras de todo tipo de color: amarillas, rojas, verdes… todos estos colores nos pueden gustar muchísimo y ofrecer alegría a nuestra cocina pero su elección hay que hacerla con cabeza porque pueden llegar a limitar mucho.

Si combinamos una encimera de color con muebles blancos y mucha iluminación natural daremos en el clavo sea del color que fuere. Si encima se trata de una cocina grande, espaciosa y muy iluminada se podría colocar tanto la encimera como los muebles del mismo color porque podría quedar perfecta. Todo dependerá del espacio y sus dimensiones, de la iluminación natural que tengamos y ¿del color?… el más deseado para que nunca puedas llegar a cansarte de él. Ese toque de color en ese espacio diseñado llenará de alegría tu cocina.

Encimeras de color negro

Aunque en un principio nos pueda asustar un poco, una encimera de cocina en color negro y combinada con el mobiliario en blanco nos puede ofrecer un resultado muy elegante y lleno de glamour.

Si nos decantamos por el color negro, es preferible que el material de la encimera sea reflectante para rebajar su peso visual. Si a esto le sumamos un espacio con una amplia iluminación y muebles de madera noble en color blanco, debemos tener por seguro que hemos acertado un 100% apostando por este sofisticado diseño para nuestra cocina.

Encimeras de color gris

Al igual que ocurre con las encimeras de cocina en color blanco que pegan con todo, a las encimeras en color gris les ocurre lo mismo. La única diferencia es que las encimeras de cocina en color gris recogen las mejores cualidades de las encimeras en negro y de las encimeras en blanco. Por otra parte cabe decir que son muy elegantes y en todas sus tonalidades se adaptan a la perfección con cualquier color.

En cuanto a esta tonalidad en gris decir que nos posibilita poder obtenerlo de muy diversos materiales ya sea del propio hormigón. Del acero o, incluso, de pizarra.

Como se puede apreciar en este capítulo, las múltiples variaciones que nos ofrecen los materiales, el color y sus combinaciones,  nos lleva a deducir que no existen límites para dejar volar la imaginación y hacer que algo tan sencillo como es una encimera se convierta en el elemento protagonista de nuestra cocina con identidad propia.

****

Para saber más sobre como diseñar cocinas modernas, en este blog encontrarás muchas ideas fantásticas.

Si quieres compartir tu experiencia sobre encimeras de cocina déjanos un comentario 🙂

Guardar

Guardar

Encimeras de Cocina
5 (100%) 32 votes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Fregaderos de Cocina

A la hora de elegir un fregadero, debemos ...

Ofertas y Noticias