Cortinas de cocina

Al hablar de decorcortinas de cocinaación y renovación de un espacio de cocina tenemos que dar suma importancia al papel que juega en este sentido las cortinas de cocina. Si deseamos reavivar el aspecto de nuestra cocina, las cortinas, en concreto, nos servirán de gran ayuda para encontrar la inspiración de manera económica y fácil a la hora de cambiar la decoración de este espacio tan vital e importante de nuestro hogar.

Podemos encontrar en el mercado una gran selección de cortinas de cocina con múltiples tejidos ya sean naturales o sintéticos, de algodón, de lino, de loneta, de encaje, de seda… de diferentes estampados, estilos… que nos ofrecerán la oportunidad de dar un toque a nuestra cocina más alegre, colorista, moderno o, simplemente si lo preferimos, de aires rústicos… Aquí los límites quedan en manos de nuestra imaginación.

Elección del tipo de cortina de cocina

Antes de nada, debemos tener muy en cuenta la iluminación que queremos dar a nuestra cocina. Es importante dar un cambio a la luz que ya tenemos y si queremos que nuestra cocina luzca más iluminada es preferible que nos decantemos por cortinas de cocina livianas como son las de algodón ya que permiten fácilmente el paso de la luz. Si, por el contrario, dada su ubicación, queremos que nuestra cocina se convierta en un espacio más privado, por las vistas que tengan las ventanas, nos debemos inclinar por un tipo de tejido que no deje entrar la luz del sol aunque, en este caso, sí será importante que la iluminación artificial de la cocina sea a través de una luz blanca tenue que suavice y armonice los diferentes matices del espacio.

Las cortinas de cocina que elijamos pueden ser de cualquier color que nos guste, con el dibujo o diseño que veamos más apropiados, ya sean dibujos de frutas, flores o sencillos cuadros… es conveniente, de todos modos, que intentemos combinarlas con el tono de las paredes, muebles y demás elementos de la cocina, ya sea moderna, rústica, juvenil…aunque si lo que deseamos es mezclar estilos, deberemos regirnos por una lógica para crear una cierta armonía. Por ejemplo, a una cocina rústica le puede quedar muy bien adaptada una cortina moderna como pudiera ser un estor y, a una cocina moderna, también le puede dar un bonito toque una cortina de tejido vaporoso, incluso con volantes. Para esto no hay un parámetro riguroso a seguir, sólo, como hemos dicho antes, saber crear una armonía a la hora de conjugar colores y estilos.

Consejos a la hora de elegir la cortina de nuestra cocina.

Algo que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de comprar o realizar por nosotras mismas una cortina para nuestra cocina es que su tejido sea fácil de lavar, resistente y duradero en cada lavado. Estamos hablando de una tela que irá fijada a un espacio en el que se acumula, constantemente, los humos, grasas… por ello, su tejido tiene que ser lo suficientemente resistente para que pueda lavarse bien y sus colores no pierdan la intensidad del primer día.

Si vamos a realizar las cortinas de cocina por nosotras mismas es muy importante saber tomar correctamente las medidas para no encontrarnos, posteriormente, con escasez de tejido o un sobrante exagerado de tela. Para ello hay que medir el ancho de la ventana o puerta y, a esa medida, se le debe añadir 30 cm más. Seguidamente sumados esos 30 cm de más al ancho, lo multiplicamos por 2 ó 3, según queramos elaborar unas cortinas con más o menos frunces. En cuanto a su longitud es aconsejable no comprar o elaborar unas cortinas largas si van a ir situadas muy cerca del lugar donde se cocina, ya que se corre el riesgo de que cualquier chispa pueda quemar las cortinas y provocar un accidente doméstico. Es aconsejable, en caso de que la ventana esté situada al lado de la zona de cocinado, colocar visillos cortos (que bien pueden ser coquetos), pero que mantengan una prudente distancia de seguridad de la zona de cocina. También quedarían muy apropiadas unas bonitas persianas que se puedan recoger cuando se está cocinando o ¿por qué no? un sencillo estor que le aportará cierto toque de modernidad.

Telas de cortinas de cocina

En el mercado podemos encontrar infinitos tipos de tejidos que vayan acorde con nuestros gustos y preferencias, pero, para dar una orientación general podríamos citar tres tipos de telas que, por su versatilidad, pueden ofrecer muchas propuestas a la hora de comprarlas o hacerlas nosotras mismas.

Están, entre otras las cortinas de cocina de algodón, de lino, de seda o con tejidos aislantes.

Cortinas de algodón

Nos ofrecen múltiples posibilidades, por ejemplo, tal y como mencionábamos antes, podemos dar mayor iluminación a nuestra cocina si colocamos unas cortinas livianas, ligeras de algodón. Dada su gran versatilidad son muy fáciles de encontrar en el mercado donde se pueden adquirir de distintos grosores, modelos, tamaños, diseños… de ahí que la mayoría de las cortinas que se venden para cocinas sean de algodón.

Cortinas de lino

Si se desea un estilo clásico, podríamos decir que el lino es el tejido idóneo. En cuanto a su versatilidad y popularidad sobre los diferentes tipos y modelos que podemos encontrar, no llega a todo lo que nos puede ofrecer el algodón, pero sí que es un material perfecto para ser elegido para nuestra cocina por lo que ocuparía un merecido segundo lugar tras el de algodón.

Cortinas de seda

Ante este tipo de tejido nos encontramos con el punto máximo de elegancia a la hora de decorar nuestra cocina. Tratándose de un tejido natural armoniza a la perfección con cualquier cortina que se ponga en el hogar, incluida la cocina. El único inconveniente es su alto precio por lo que se opta, la mayoría de las veces, por cortinas de satén que es un tejido de algodón que se caracteriza,  principalmente, por su consistencia y elegante brillo por una de las caras del tejido, siendo la otra más mate. Es suave y su refinada apariencia lo convierte en una tela apropiada para decorar cualquier rincón de nuestro hogar y a un precio más asequible que las cortinas de seda.

Tejidos aislantes

En este punto sobre los distintos tejidos debemos ser un poco cautelosas y no dejarnos engañar por ciertos fabricantes que nos ofrecen tejidos “aislantes”. Últimamente, se ha puesto de moda usar este tipo de telas porque nos ayudan a aislar las casas del frío y poder ahorrar calefacción. Cabe decir que este tipo de tejidos sí pueden llegar a ser útiles en otras habitaciones y zonas de la casa pero, en cuanto a la cocina se refiere, tenemos que decir rotundamente que no funcionan. El motivo principal por el que no se deben colocar en las cocinas es porque están fabricadas con tejidos muy gruesos, pesados, recios… que dificultan tanto su manejo como su limpieza. De igual modo, al ser tan pesadas y densas, dificultan la entrada de luz y de aire por lo que se convierten más en un inconveniente que pueden llegar a hacer desagradable el trabajo de la cocina y su espacio, que en un beneficio de ahorro, tal y como señalan ciertos fabricantes.

Colores

El color es otro de los puntos fuertes a la hora de elegir una cortina para nuestra cortina de cocina. Juega un papel muy importante ya que si elegimos telas llenas de color sabemos que nos aportarán alegría y desenfado a este espacio. Las telas de cortinas estampadas que podemos encontrar con infinitos diseños aportarán una importante ornamentación a la cocina pero, si lo que queremos que nuestras ventanas o puertas pasen casi desapercibidas, nos tendremos que decantar, sin lugar a dudas,  por sencillos colores neutros.

Debemos, no obstante, reconsiderar previamente el espacio a la hora de su elección. Si nuestra cocina tiene mucho color ya sea en sus paredes, azulejos, muebles… es preferible que nos inclinemos por cortinas de tonos claros que también pueden ir acompañadas de una sutil cenefa que le dé un toque alegre.

En estos momentos, se llevan mucho las cortinas en color blanco aunque también podremos encontrar nuevos modelos con preciosos estampados muy de moda o, incluso, otro tipo de cortinas muy adecuadas con el estilo rústico.

Todo es cuestión de buscar en distintas fuentes: tiendas de moda, catálogos, nuevas corrientes… para saber decantarnos acertadamente con nuestros gustos y estilo.

Mecanismos para colocar cortinas

Llegados a este punto, con la elección de la cortina de cocina ya elegina, hay que saber cómo colocarla en nuestra cocina. Es importante saber qué tipo de mecanismo es el más adecuado a la hora de fijar o sujetar las cortinas de cocina. Para ello, debemos tener en cuenta si lo que vamos a colocar es una cortina de tela, un estor o un riel …que cuentan con sistemas muy distintos de sujeción.

Haremos una breve clasificación en barras de cortinas, rieles y estores

Barras de cortinas

Con este sistema las cortinas van sujetas mediante trabillas, anillas o sujeta-cortinas. Este mecanismo es muy sencillo de colocar. Lo único que se requiere es que esté la barra bien centrada para no desencuadrar ni la anchura de la cortina con respecto a la ventana ni su altura o longitud. Por lo demás, decir que podemos encontrar en el mercado infinidad de diseños y acabados para, finalmente, concluir su colocación  mediante remates muy bonitos y decorativos, que pueden complementar las cortinas de cocina elegidas.

Como recomendación importante sobre las barras de madera, decir que nunca se coloque una barra de este material en un lugar como es la cocina. En cualquier otro espacio de la casa pueden quedar perfectas pero, en la cocina puede resultar muy peligroso por el riesgo de la proximidad del fuego, por los cambios de temperatura, humedad, vapores, humo… que tanto afectan a la madera.

Por ello, se aconseja barras de aluminio, hierro o cualquier otro material inocuo que siempre será una mejor opción para este espacio.

Rieles

Es un mecanismo más complejo, que precisa más tiempo a la hora de fijarlo, por lo que es aconsejable que lo realice un profesional para conseguir una perfecta instalación. Este tipo de sujeción,  facilita el manejo de las cortinas dándole, al igual que las barras, un bonito acabado a las cortinas de cocina.

Estores

Los nuevos modelos suelen ser fáciles de instalar. Lo único importante es elegir el modelo de estor, que puede ser bien el modelo enrollable o las cortinas venecianas, que se suben como si fuera una persiana para instalar el mecanismo de sujeción adecuado.

***

Llegados a este punto,  sólo podemos decir que gracias a las cortinas, en sus múltiples y espléndidos diseños, podemos aportar color y elegancia a nuestras cocinas, confirmando una decoración actualizada que bien puede derivar en infinitos estilos para conseguir un acabado inolvidable.

****

Para saber más sobre como diseñar cocinas modernas, en este blog encontrarás muchas ideas fantásticas.

Si tienes alguna duda o experiencia sobre cortinas de cocina déjanos un comentario 🙂

Guardar

Cortinas de cocina
5 (100%) 27 votes

2 Comments

  1. Gregory 3 marzo, 2017
  2. puertas baratas 6 septiembre, 2017

Leave a Reply